sábado, 16 de mayo de 2015

Tendencias del aumento de temperatura


Tomando los valores de las mensuales globales de GISS y de NOAA, e inscribiéndolos en la línea de tendencia de los años 1975 a 1999 ± 2 desviaciones tipo, podemos ver que los valores desde el año 2000 hasta ahora siguen la misma tendencia de calentamiento, 0,16 a 0,17 ºC por década.



viernes, 8 de mayo de 2015

El aumento de la temperatura global y la concentración de CO2


En el gráfico podemos ver la evolución de la temperatura global anual y de la concentración de CO2.

Las dos líneas de tendencia son de tipo polinómico de segundo grado. Ambas tienen un buen coeficiente de correlación.


El coeficiente de correlación lineal entre la concentración de CO2 y la temperatura global también es muy significativo.



La concentración de CO2 ha llegado a las 400 ppm


Según los datos publicados por la NOAA, la concentración desestacionalizada de CO2 en la atmósfera ha llegado a las 400 ppm en marzo.

En los gráficos podemos ver la concentración real y la desestacionalizada.



martes, 5 de mayo de 2015

Las temperaturas globales del primer trimestre


Según los datos de NASA GISS (Goddard Institute for Space Studies), la anomalía global de temperatura de los tres primeros meses del año 2015 ha sido de +0,79ºC respecto a la media del período 1951 – 1980. Se trata de la mayor anomalía registrada en un primer trimestre desde que se tienen datos históricos.



La pérdida de hielo antártico se acelera


Se acaba de publicar el artículo Accelerated West Antarctic ice mass loss continues to outpace East Antarctic gains. Los investigadores "pesaron" la capa de hielo de la Antártida utilizando datos de los satélites gravitacionales y encontraron que desde 2003 hasta 2014, la capa de hielo perdió 92.000 millones de toneladas de hielo al año.

La gran mayoría de esta la pérdida se produjo en la Antártida Occidental, que es la más pequeña de las dos principales regiones del continente y que termina en la Península Antártica que es la zona que apunta hacia América del Sur.

Desde el año 2008, la pérdida de hielo de los glaciares inestables del oeste de la Antártida se duplicó, pasando de una pérdida media anual de 121.000 millones de toneladas de hielo al doble de esta cantidad en 2014.

La capa de hielo de la Antártida oriental, región mucho más grande y más estable del continente, aumentó durante ese mismo período de tiempo, pero sólo acumuló la mitad de la cantidad de hielo perdido en el oeste.

En comparación con otros tipos de datos, el estudio de Princeton muestra que el hielo se está derritiendo de la Antártida Occidental a un ritmo mucho mayor que el que se conocía con anterioridad.

El ritmo global de pérdida de hielo de toda la Antártida aumentó en 6.000 millones de toneladas por año cada año, durante el período de 11 años que va de 2003 a 2014. El ritmo de pérdida de hielo de la Antártida Occidental, sin embargo, aumentó en 18.000 millones de toneladas por año cada año.

Aunque un estudio sobre solamente 10 años no es suficiente para llegar a la conclusión de que esta pérdida de hielo se deba a un calentamiento global antropogénico, la aceleración del ritmo de deshielo hará complicado que se encuentren mecanismos que la puedan explicar y que no incluyan un cambio climático debido a la acción humana.

martes, 17 de marzo de 2015

Extensión del hielo marino antártico


Después de batir el récord de extensión máxima del hielo marino antártico el pasado mes de setiembre, la extensión mínima se ha producido el 18 de febrero pasado, en que el hielo marino antártico tuvo una extensión de 3,53 millones de km2, según datos de la Universidad de Colorado.

Este valor de la extensión mínima del hielo marino antártico es la cuarta más elevada de la serie histórica, y es unos 0,8 millones de km2 mayor que el promedio de la década de los 80, en que fue de 2,72 millones de km2.

Contrariamente al hielo ártico, el antártico aumenta su extensión.

Datos


miércoles, 11 de marzo de 2015

Extensión del hielo ártico


El pasado día 23 de febrero la extensión del hielo ártico llegó a su máximo invernal, con una extensión de 13,13 millones de km2, el valor más bajo desde que se tienen medidas por satélite.

En el año 2011, que hasta ahora tenía el récord, la extensión máxima fue de 13,14 millones de km2.

Si tomamos los datos de la Universidad de Colorado, Boulder, el máximo se produjo el 22 de febrero, con una extensión de 14,60 millones de km2, también el registro menor de la serie histórica. El anterior récord lo tenía el año 2011, con 14,63 millones de km2.

Los datos de las dos universidades dan valores absolutos distintos debido a la manera de caracterizar que es y que no es hielo en las imágenes transmitidas por satélite. Sin embargo, los valores relativos de un año a otro son coherentes entre ambas.